Home » Blog » Anti-insectos » Tratamiento antipolillas para los tejidos: 2 consejos sobre lo que se debe y no se debe hacer

Tratamiento antipolillas para los tejidos: 2 consejos sobre lo que se debe y no se debe hacer

BLOG
Home » Blog » Anti-insectos » Tratamiento antipolillas para los tejidos: 2 consejos sobre lo que se debe y no se debe hacer

Tratamiento antipolillas para los tejidos: 2 consejos sobre lo que se debe y no se debe hacer

Supongamos que usted trabaja en el sector de tejidos de lana. Recibe un gran reconocimiento por sus productos de alta calidad. La ropa y cortinas que produce son de alta gama y los clientes solo esperan lo mejor de su trabajo. Solo tiene un pequeño problema. Dondequiera que vaya, las larvas de polilla intentar arruinar su éxito. Surgen de la nada y empiezan a agujerear su ropa y su imagen. ¿Qué debe hacer? ¿Impregnar sus tejidos con químicos? ¿Poner pequeñas trampas a las polillas? ¿Cambiar de trabajo? Ninguna de las anteriores. En este blog, compartimos dos consejos importantes sobre lo que debe o no hacerse para tratar los tejidos contra polillas.

¿Por qué nos odian las polillas?
Los agujeros de polilla son irreparables y las larvas de polilla son sumamente rápidas. Eso significa que tan pronto se percate de la aparición de las larvas de polilla en sus tejidos, ya habrá perdido las existencias. Por tanto, no sorprende que los fabricantes de tejidos y gerentes de marcas hayan encontrado a su archienemigo en estos diminutos monstruos sin alas. Al contrario de lo que mucha gente cree, la polillas en sí mismas no son el problema. Los responsables de la destrucción y el frenesí de alimentación son sus crías. Las larvas de polilla anidan en las fibras de tejido (preferiblemente en la lana, pero también lo hacen en la seda, el algodón y el lino) y se esconden en los productos más finos. La única forma de evitarlo es aplicar un tratamiento antipolillas a cada pieza textil de su catálogo.

N.º 1 No utilice productos químicos peligrosos antipolillas
La gente entra en pánico cuando descubre que sus productos son pasto de las polillas. Por favor, no lo haga. Si se alarma por las larvas, las probabilidades son altas de que elija remedios demasiado potentes que matarán a las larvas y acabarán con su negocio. Recomendamos encarecidamente no usar productos peligrosos para las personas, animales y el entorno. Obviamente, usted no desea ser responsable de los posibles efectos adversos que afecten su reputación. Por consiguiente, independientemente de lo que haga, manténgase alejado de los químicos altamente tóxicos. Estos incluyen la dieldrina (peligroso para criaturas de sangre caliente y animales acuáticos) y ciflutrina (irritante de la piel y tóxico para los animales).

N.º 1 Utilice productos químicos seguros
Es decir, que no sean peligrosos. Esto no quiere decir que no puedan emplearse productos químicos. La permetrina, por ejemplo, es un insecticida efectivo para el tratamiento antipolillas que mata las larvas de polilla y otros insectos, pero es seguro para las personas y animales. Las larvas de polilla se comen la permetrina, que ataca sus sistemas nerviosos y las mata de forma casi instantánea. Ya que las personas y animales (excepto los gatos) poseen una enzima que descompone la permetrina después de entrar al cuerpo, no se ven afectados por su toxicidad.

N.º 2 No lo posponga demasiado
Cada polilla pone de 40 a 50 huevos, que eclosionan en un lapso de 4 a 21 días. Tan pronto nacen, las larvas empiezan a comerse el tejido lanar, una fase que puede durar hasta seis meses (o más). Puede imaginar el impacto de una sola polilla adulta en sus productos, cuando no se toman las precauciones adecuadas. Por tanto, no espere hasta encontrar agujeros de polilla en sus tejidos, ya que será demasiado tarde. Además, no es posible comprobar cada producto en busca de larvas de polilla y después utilizar químicos en ellos; en todo caso, sería un trabajo a tiempo completo y muy poco efectivo.

N.º 2 Impregne sus tejidos
Una vez haya encontrado el repelente adecuado para las polillas, utilícelo como acabado de todos sus tejidos. Al tratar con antipolillas todos sus productos, garantiza una oferta 100% exenta de agujeros y polillas. Un beneficio añadido de los productos impregnados con permetrina es que estarán exentos de agujeros de polilla, durante mucho tiempo después de su venta. Dondequiera que se encuentren sus productos, las larvas de polilla que se alimentan de tejidos impregnados con permetrina no sobrevivirán más de cinco minutos, tras su ingesta. Sus clientes estarán protegidos contra las larvas de polilla y los agujeros que las caracterizan, al tiempo que marcará la diferencia respecto a sus competidores.

Por ello, al tratar sus tejidos contra las polillas: no se alarme, utilice una sustancia química segura como la permetrina y use medidas preventivas, en lugar de curativas. Sus competidores y la población de polillas le odiarán por ello, pero sus clientes, en cambio, le adorarán.

¿Desea saber más sobre el tratamiento antipolillas y los productos con permetrina? Descargue nuestro documento de forma gratuita, en el que se explica todo sobre el uso y la normativa de la permetrina.

BLOGS RELACIONADOS

Escriba y pulse Intro para buscar