Home » no-index » Guía del laboratorio

Guía del laboratorio

BLOG
Home » no-index » Guía del laboratorio

Guía del laboratorio

En otras secciones, compartimos todo sobre el triple 4 y los modos de lograrlo. Quizá recuerde lo que explicamos sobre la combinación: un combinado de productos necesario para impedir que los tejidos blancos se decoloren. Pero, ¿cómo se llega a la receta correcta? La respuesta es sencilla: hay que probarla. En este artículo, le mostraremos cómo se prepara en nuestro Tanatex Lab. En este laboratorio completamente equipado, probamos la resistencia de los tejidos de nuestros clientes contra NOx y la luz solar, entre otros factores. Esto nos posibilita saber exactamente lo que se necesita para mantenerlos blancos. ¡Anímese y se lo mostraremos!

Acerca del proceso
Así es cómo funciona. Cuando un cliente solicita nuestra ayuda, le pedimos muestras del tejido con el que trabaja. A continuación, exponemos sus muestras a todos los factores que causan el amarilleamiento e identificamos su nivel de resistencia. En una segunda etapa, agregamos uno de nuestros productos anti amarilleamiento a las muestras y comparamos los resultados. Este proceso lo repetimos hasta encontrar la cantidad idónea de cada producto, lo que nos permite crear una receta a medida para cada cliente.

En nuestro laboratorio utilizamos cinco parámetros*:
1. NOx
2. Luz solar
3. Moldeado
4. Amarilleamiento fenólico (BHT)
5. Blancura óptica

*Encontrará una explicación más detallada sobre los factores del amarilleamiento en nuestro documento The Ultimate Guide to Extreme Whiteness (La guía definitiva de la blancura máxima).

Pretratamiento
Antes de concentrarnos en los factores del amarilleamiento, primero comprobamos si la muestra necesita una limpieza. Muchos tejidos, especialmente las mezclas de elastano y poliamida, contienen aceites que se vuelven amarillos cuando el tejido se expone a altas temperaturas. Por este motivo, probamos cuidadosamente la composición del tejido. Si contiene mucho aceite, lavamos el tejido con nuestro agente limpiador DIADAVIN® DSP. En caso contrario, no es necesario el pretratamiento.

1. NOx
En nuestra primera prueba de amarilleamiento, exponemos las muestras a los gases NOx. Este procedimiento se realiza en una campana de vidrio, donde se libera en el aire un flujo constante de NOx. Dejamos algunas de las muestras dentro de la campana y las comparamos con muestras que se mantuvieron fuera de ella. Este proceso se repite hasta reconocer el nivel exacto de resistencia del tejido. Posteriormente, agregamos una combinación de SPANSCOUR SPARK y TANASSIST® PROSET a la muestra, un acabado que protege los tejidos del NOx y BHT. Comparamos los resultados y averiguamos qué cantidad de producto se necesita para conservar la blancura del tejido.

2. Luz solar
En la segunda etapa, comprobamos la solidez a la luz. Durante un par de horas, las muestras se colocan bajo una lámpara de xenón. Esta lámpara simula la radiación del sol, pero de tal forma que las horas de prueba son comparables a un período de tiempo mucho más prolongado en la vida real. Así, estamos en condiciones de probar la influencia de meses de luz solar en un período mucho más corto. Además de las muestras regulares, agregamos un estándar azul que actúa como referencia. Un par de horas después, empezamos a comprobar si la muestra blanca muestra signos de amarilleamiento. Esto lo repetimos hasta que la blancura de la muestra se “rompa” y comience a cambiar de color. En este punto de ruptura, comparamos el grado de amarilleamiento de la muestra con la diferencia de color de la referencia azul. Basándonos en esta comparación, podemos sacar conclusiones sobre la resistencia a la luz del tejido. En esta etapa, ya podemos decir qué cantidad de nuestro producto BLANKOPHOR debe agregarse para alcanzar los parámetros solicitados.

3. Moldeado
Durante el proceso de producción, muchos tejidos se moldean para que adquieran una forma determinada. Piense en los pliegues del cuello de una camisa o en las copas de un sujetador. Este moldeado se realiza a elevadas temperaturas y pone en peligro el tono del tejido. Por este motivo moldeamos algunas de las muestras nosotros mismos y vemos los resultados. A continuación, aplicamos Spanscour Spark a algunas muestras nuevas. Este producto protege el tejido contra las altas temperaturas al proporcionarle una fina capa. Al igual que en las otras etapas, repetimos el proceso y documentamos las diferencias.

4. Amarilleamiento fenólico
Las moléculas de butilhidroxitolueno (BHT) junto con el NOx, causan la amarilleamiento fenólico, una reacción química que provoca el amarilleamiento de los tejidos. Con frecuencia, se agregan a los plásticos, lo que significa que están en todas partes. Por tanto, en nuestro laboratorio, siempre comprobamos la sensibilidad del tejido al BHT. Envolvemos las muestras en papel impregnado de BHT, colocamos encima del paquete un peso de cinco kilos y lo introducimos en una estufa durante dieciséis horas. Agregamos varias dosis de nuestro producto anti amarilleamientoTANASSIST® PROSET a un par de ellas y, seguidamente, comparamos los resultados. Según los efectos, decidimos la cantidad de TANASSIST® PROSET que debería agregarse para proteger el tono del tejido.

5. Blancura óptica
Puesto que el mercado demanda tonos de blanco muy específicos, muchos fabricantes utilizan blanqueadores ópticos para crear el llamado efecto de blancura óptica. Por eso, en esta última etapa, comprobamos la calidad de esta blancura óptica en las muestras. Lo hacemos probando el tono en diferentes tipos de iluminación, como la luz diurna boreal. Esta luz del día llega a través de nuestro techo de cristal, construido especialmente para este fin. También utilizamos un espectrofotómetro, que mide objetivamente la tonalidad y la blancura del tejido. Para obtener el mejor grado de blancura posible, añadimos Blankophor, un producto que blanquea el tejido y refuerza la tonalidad. Puesto que los productos de blancura óptica no son a prueba de cloro, utilizamos BLANKOPHOR® CLE liq. para trajes de baño y toallas de playa, y BLANKOPHOR® PAS liq. para otros tejidos.

El informe
Tan pronto como hayamos hecho todas las pruebas, documentamos los resultados en un informe. En él le asesoramos sobre la combinación de productos que conviene utilizar y cómo sacar el máximo partido de ellos. Nuestros clientes obtienen una buena imagen de los rasgos de su tejido y de cómo pueden combatir el proceso de amarilleamiento. Esto significa que en el futuro podrán proteger mejor sus productos contra todas las influencias externas que no puedan controlar. A su vez, sus clientes reciben una mayor calidad, lo que reforzará tanto la relación con el cliente, como la fidelidad del usuario final.
Comprendemos que se trata de mucha información para asimilar. Pero si desea abordar todos los factores que influyen en la blancura de sus tejidos, debe tener una receta a medida. ¿Quiere descubrir la suya? ¡Acepte el reto!

¡Acepte el reto!
Comprendemos que se trata de mucha información para asimilar. Pero si desea abordar todos los factores que influyen en la blancura de sus tejidos, debe tener una receta a medida. ¿Quiere descubrir la suya? ¡Acepte el reto!

Escriba y pulse Intro para buscar