Home » no-index » Caso práctico

Caso práctico

BLOG
Home » no-index » Caso práctico

Caso práctico

La verdad revelada. Los retos del trabajo en el sector textil no terminan nunca. Los clientes exigen una calidad perfecta, entrega rápida y resolución inmediata de sus problemas. El reto se vuelve aún más complejo cuando hay lencería blanca implicada. Piense en la fragilidad del encaje, el moldeado de las copas del sujetador y los muchos factores externos que interfieren con la brillantez del tejido. ¿Cómo hacen los fabricantes de tejidos? Hemos solicitado a dos de nuestros clientes que revelen sus secretos.

Máxima atención a todos los detalles
Antes de pasar a las soluciones, armas secretas o historias de éxito, identifiquemos primero de los problemas. ¿Cuáles son los problemas principales que pueden surgir al fabricar lencería blanca? Para descubrirlo, simplemente preguntamos a nuestros clientes. Uno de ellos fue el señor Ritter, director técnico del fabricante textil alemán JACKL. Producen telas para, entre otras aplicaciones, vendajes médicos y lencería destinados al segmento de mercado de gama alta.

Como señala Ritter, los fabricantes textiles actuales trabajan con estándares superiores, tanto del cliente directo como del usuario final. “Trabajamos para Triumph, líder del sector en lencería y ropa moldeadora”, explica. “Cuando realizan sus pedidos, suelen añadir un documento de diez páginas con requisitos”. Esto será una exigencia, ya que ellos también deben responder a las expectativas de sus propios clientes. En el segmento de gama alta no existe la calidad media. En palabras de Ritter: “Hay que ser el mejor, si se aspira a mantenerse en el negocio”.

Parámetros de calidad
¿Cómo se consigue ser el mejor en la industria textil? “Todo se basa en la mejora continua”, afirma el gerente de una planta de teñido textil ubicada en Renania del Norte-Westfalia, Alemania. “En el caso de la lencería blanca, por ejemplo, uno de los parámetros de calidad más importantes es el brillo del tejido. Existe un centenar, si no más, de tonos de blanco. Puesto que no se pueden controlar todos los factores que influyen en el tono de los productos, se necesita un producto cuidadosamente seleccionado que mantenga blanco el tejido cueste lo que cueste”. Pero esto es más fácil decirlo que hacerlo. Cada tipo de tejido necesita un tratamiento diferente, lo que significa que la composición exacta de las soluciones difiere en función del producto. “También tenemos que cumplir la normativa ecológica establecida por legislación europea “, aclara Ritter. “En Asia, la calidad es lo único que importa. En Europa, sin embargo, los productos no solo deben ser de primera calidad, sino también sostenibles”. Por lo tanto, no hay manera de poder estandarizar los métodos de tratamiento. Evidentemente, en la industria textil no hay retroceso.

La solución
Cuando se les preguntó sobre su fórmula de éxito, recibimos la misma respuesta por parte de nuestros clientes: “El conocimiento y la experiencia. Eso es lo que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso”, afirma el gerente de la planta de teñido de Renania del Norte-Westfalia. Esto no resulta sorprendente pero, aunque parezca que el resultado final solo afecta a la moda y a la estética, el proceso en sí gira en torno a la ciencia. Trabajamos exclusivamente según criterios de ensayo y error”, agrega Ritter en JACKL. Colaboramos estrechamente con nuestros socios para encontrar la mejor solución. Probamos cuidadosamente todos nuestros productos utilizando múltiples parámetros. Esto significa que nunca damos el trabajo por terminado. Nos hallamos en un proceso constante de desarrollo y mejora, por eso sabemos que en ningún otro lugar el cliente encontrará productos mejores o más brillantes”. El gerente de la planta de teñido de Renania del Norte-Westfalia comparte esa opinión. “El desarrollo de la solución correcta requiere tiempo y experiencia. Llevamos años trabajando en nuestras soluciones y seguimos revisando nuestro proceso de producción, los tejidos con los que trabajamos y los productos que usamos”.

Tanatex
Contamos con los conocimientos y la experiencia necesarios. Pero, ¿cómo desenvolverse en un sector en el que la competencia siempre va pisándonos los talones y en el que los imitadores vigilan cada uno de nuestros pasos? Hay que asociarse. Aquí es donde entramos nosotros. “Hemos trabajado con Tanatex durante muchos años y hemos forjado una sólida relación de confianza”, confiesa Ritter. “El hecho de que tengan su propio laboratorio constituye una gran ventaja, ya que sometemos a pruebas cada pieza de tejido que entra en la planta”. El gerente de la planta de teñido de Renania del Norte-Westfalia agrega: “A lo largo de los años, hemos desarrollado una verdadera alianza con Tanatex, que funciona para ambas partes. Contamos con una persona de contacto que conocemos y en la que confiamos, y que interviene en nuestro proceso de toma de decisiones, y a quien recurrimos en caso de problemas técnicos. Gracias a nuestra estrecha colaboración, Tanatex es capaz de optimizar sus servicios y productos, por lo que seguimos mejorando juntos”. Ritter lo comparte. “Valoramos mucho las reuniones presenciales que tenemos con Tanatex. Por ejemplo, los problemas con la maquinaria solo pueden solucionarse a través de la comunicación en directo. No podríamos hacerlo de otro modo”.

Factores imprescindibles
Trabajar en lencería blanca en un segmento de mercado altamente competitivo no resulta nada fácil. Sin embargo, con la experiencia adecuada, existe la posibilidad de crear productos de la más alta calidad. En opinión de nuestros clientes, el conocimiento y la colaboración son los dos elementos imprescindibles para seguir mejorando. Especialmente en el caso de máxima blancura, este proceso nunca acaba. Cuando se cuenta con el socio idóneo, acceso a la experiencia adecuada y a las instalaciones de prueba, se está en condiciones de afrontar el reto del amarilleamiento, pudiendo incluso superarse la calidad triple 4.

¡Acepte el reto!
Comprendemos que se trata de mucha información para asimilar. Pero si desea abordar todos los factores que influyen en la blancura de sus tejidos, debe tener una receta a medida. ¿Quiere descubrir la suya? ¡Acepte el reto!

Escriba y pulse Intro para buscar