Home » Blog » Unión de la ciencia química y la vida real

Unión de la ciencia química y la vida real

BLOG
Home » Blog » Unión de la ciencia química y la vida real

Unión de la ciencia química y la vida real

 “Si estuviese trabajando en un producto como éste en la universidad, tardaría más de cinco años debido a su complejidad”

“Quiero saberlo todo sobre él”. Esta fue la motivación de Marco Cirelli para empezar a estudiar química a los 14 años. En la actualidad, años después, aún sigue persiguiendo ese sueño, pero ahora puede llevar la teoría a la práctica. Dentro de sus estudios de doctorado, Marco se encuentra en TANATEX Chemicals para realizar una investigación durante un par de días. Esta es una oportunidad extraordinaria, dado el carácter hermético de la industria química. TANATEX Chemicals, sin embargo, decidió romper con la tradición y abrió sus puertas a estudiantes de química sobresalientes. Al fin y al cabo, las empresas se benefician de la investigación científica, de igual modo que lo hacen los estudiantes.

Unión de ciencia e investigación de producto
Esta es la historia. El proyecto de doctorado de Marco en la Universidad de Twente forma parte de un programa de tres años llamado el Proyecto CoWet. El proyecto forma parte de la Red Inicial de Formación Marie Curie, una fundación europea que vincula universidades con empresas.  Marco explica: “En pocas palabras, la fundación hace posible que la ciencia sea aplicable al mundo real y promueve la concienciación mundial respecto a las prácticas científicas”. Ésta es una mezcla poco usual de las distintas características de la ciencia y las empresas que hacen de este proyecto algo extraordinario, especialmente si tenemos en cuenta que el conservador sector químico no es muy proclive a compartir sus secretos. Marco es consciente de su excepcional posición. “Realmente me siento muy afortunado por esta oportunidad que se me ha brindado”.

En la búsqueda del equilibrio
Marco se ocupa de la última parte del proyecto. “Finalizaré mi doctorado dentro de dos años”, dice. El ritmo del mundo empresarial, definitivamente, le ha ayudado a ceñirse al programa. “Lamentablemente soy un soñador, y puedo perder fácilmente la noción del tiempo”, añade Marco con una sonrisa. “Esto significa que soy enormemente ambicioso y tenaz, lo que también me vuelve un poco desestructurado”. Quiero saberlo todo, hasta el último resquicio, y siempre aspiro a conocer hasta el más ínfimo detalle”. Por tanto, Marco personifica al científico ideal, que tarda muchos años en descubrir el equilibrio perfecto entre las estructuras y las moléculas. Sin embargo, gracias a su colaboración con TANATEX Chemicals, Marco ya se encuentra en una etapa avanzada, en el desarrollo de un producto destinado para fabricar mejores cortinas especializadas. “Si estuviese trabajando en un producto como éste en la universidad, tardaría más de cinco años, debido a su complejidad”.

Lo mejor de ambos mundos
TANATEX Chemicals y estudiantes como Marco conforman un equipo maravilloso. Ambas partes aportan experiencia y conocimientos, mientras que sus antecedentes conforman los cimientos perfectos para un equipo de desarrollo híbrido. Además, Marco y TANATEX Chemicals comparten una fuerte ambición y ganas de obtener más conocimientos. Para Marco supone conocer más las estructuras químicas y descubrir lo desconocido. Para TANATEX Chemicals se trata de crear mejores productos y motivar a los estudiantes para que estudien más sobre el sector industrial que les interese. El trabajo en colaboración supone ganancia para todos. Al utilizar la experiencia y los productos de TANATEX Chemicals, Marco tiene la oportunidad de ejecutar una investigación más compleja y añadir valor a los estudios existentes. Con Marco en la empresa durante unos días, TANATEX Chemicals adquiere más conocimientos sobre las estructuras químicas y las formas de mejorar su gama de productos.

El ajuste perfecto
De momento la colaboración ha funcionado bastante bien para ambas partes. Respecto a Marco, incluso ha cambiado su forma de abordar las investigaciones. Ahora sabe que no siempre puede obtener lo que busca, lo que le permite cambiar de dirección y buscar una mejor solución alternativa. TANATEX Chemicals ahora dispone de información más compleja sobre las moléculas y por qué se comportan tal como lo hacen. “He alcanzado algunos objetivos ambiciosos gracias a la Fundación Marie Curie, pero en el que estoy trabajando ahora es el más prometedor con diferencia”, concluye Marco.  Por eso considera que este tipo de asociaciones debe ser parte importante del futuro de las ciencias químicas. “Se tarda mucho tiempo en hacer coincidir a los mejores alumnos con empresas de gran calidad, pero si se encuentra el ajuste perfecto, ambas partes se pueden beneficiar de la colaboración durante años”.

TANATEX Chemicals participa en el proyecto CoWet de ayuda a estudiantes a prepararse para un futuro en el sector químico. Como parte del programa, Marco Cirelli es un alumno de doctorado del grupo de investigación de tecnologías de producción, ciencia de los materiales y tecnología de polímeros en la Universidad de Twente, en colaboración con TANATEX Chemicals y Verosol. Juntos proporcionan a los alumnos el conocimiento fundamental para fabricar los mejores productos y seguir aprendiendo todos los días. ¿Desea saber más sobre el proyecto? ¡Visite este sitio web! 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto de la izquierda:
Sebastiaan Kolmschot, Marco Cirelli, Laura Berns

Escriba y pulse Intro para buscar