Home » Blog » Por qué ir más allá de la lista MRSL?

Por qué ir más allá de la lista MRSL?

BLOG
Home » Blog » Por qué ir más allá de la lista MRSL?

Por qué ir más allá de la lista MRSL?

La sostenibilidad ha dejado de ser una mera moda, para convertirse oficialmente en un tema de gran relevancia. Cada vez con más frecuencia, las marcas aplican programas de certificación y listas de sustancias (MRSL) no autorizadas para su uso incontrolado por parte de los proveedores, en sus procesos de producción. Aunque en ocasiones no les queda otra opción, debido a las regulaciones gubernamentales, afortunadamente cada vez son más numerosas las marcas que solo desean poner en práctica lo que predican. ¿Cuál es la repercusión de este desarrollo para ellos y sus proveedores? ¿Deberían limitarse a Bluesign, Öko-Tex y ZDHC u otras listas y “tratar de adaptarse a todas”? Nuestra respuesta es: No. Le animamos a no dejarse limitar por la lista MRSL y concentrarse en un plan más ambicioso. Igual que las listas MRSL tienen su justificación, usted también deberá tenerla.

Breve explicación de la lista MRSL
La Lista de sustancias restringidas para fabricación, conocida como lista MRSL, indica las restricciones de sustancias a lo largo del proceso de fabricación. Estas sustancias son nocivas para las personas, los animales o el medio ambiente en general. En el pasado, solo existía la lista RSL (lista de sustancias restringidas) que establecía los requisitos que debían cumplir los artículos finales para garantizar la protección de los consumidores. La lista MRSL, por su parte, se desarrolló para definir los requisitos del proceso de producción destinados a la protección de los trabajadores y el medio ambiente. Los proveedores deberán asegurarse de que los productos químicos que utilizan no contengan sustancias restringidas, en concentraciones superiores al límite máximo de la lista MRSL.

La listas RSL y MRSL frente a frente
En comparación con la lista RSL, en MRSL se establece que las sustancias restringidas del artículo final deben ser inferiores al límite máximo de la lista RSL. Supongamos que maneja un producto químico que contiene 100 ppm de formaldehído. El límite según la lista MRSL puede ser de 150 ppm, pero en RSL esta restricción puede reducirse a 16 ppm. En caso de no utilizar más del 10 % de los productos químicos para la producción del artículo textil, lo más probable es que no se exceda del límite impuesto por la lista RSL.

Un laberinto de listas y certificaciones
Uno de los problemas con las listas MRSL es que no existe nada parecido a la lista (no importa lo que digan sus creadores). Muchas marcas, organizaciones medioambientales e interprofesionales han creado su propia lista con el fin de mejorar la relación productiva con sus socios, a su manera. El estándar Bluesign, por ejemplo, constituye un método exhaustivo para revisar el proceso de producción completo (desde la lista MRSL, hasta la RSL), ya que prácticamente todas las sustancias están recogidas en su lista correspondiente. También existe Öko-Tex, que se limitaba exclusivamente a la revisión del artículo final, pero que recientemente relanzó un ECO-Passaport más elaborado. Una tercera lista bien conocida es ZDHC, que constituye la respuesta ofrecida por la industria textil a la campaña Detox de Greenpeace. Todas estas listas comparten los objetivos finales, pero difieren en sus estrategias, auditorías y requisitos.

Cuatro ventajas de estar en la lista
La certificación de uno o varios estándares puede demorarse, especialmente cuando es necesario controlar las sustancias con las que se trabaja. Sin embargo, desde el punto de vista empresarial, el cumplimiento de las listas MRSL aporta cuatro ventajas relevantes:

  1. CSR/Imagen de marca: confirma que su empresa valora altamente la sostenibilidad.
  2. Relaciones con los clientes: la certificación le convierte en un proveedor atractivo para los clientes que buscan socios certificados.
  3. Eficiencia: si ya se tiene en cuenta la limitación del uso de sustancias nocivas incluidas en una lista, probablemente le será más fácil adecuarse a una nueva, por ejemplo, al trabajar con un nuevo cliente.
  4. Ventaja competitiva: aunque la popularidad de los programas de sostenibilidad está aumentando, todavía hay muchos competidores que no la cumplen. Al disponer de la certificación para, por ejemplo, Bluesign o Öko-Tex, está en posición de diferenciarse al menos de una parte de su competencia.

Se debe cumplir con el mayor número de listas posible?
Según los argumentos expuestos anteriormente, podría parecer que es necesario cumplir con el mayor número de listas posible. Lo cierto es que nunca ha sido así. Las marcas que iniciaron las listas MRSL lo hicieron para demostrar su compromiso por mejorar el medio ambiente, de cara a sus proveedores. Esto significa que el cumplimiento es un excelente objetivo, pero no es suficiente para crear un programa de sostenibilidad propio. En segundo lugar, el cumplimiento de una lista MRSL requiere inversión de tiempo y dinero. Nuestra sugerencia, por tanto, consiste en que identifique las necesidades de su empresa y sus clientes, y utilice esa información para decidir qué listas desea seguir. De este modo, la motivación para marcar la diferencia proviene de su organización, facilitando así el inicio de la transición hacia un proceso productivo más sostenible. También le ayudará a crear una marca fuerte a largo plazo, ya que una estrategia de sostenibilidad inequívoca y eficaz aumentará más su credibilidad, que solo afirmar que “trabaja en un futuro mejor de forma general”.

Cuál es nuestra postura?
En TANATEX, consideramos de gran importancia el apoyo a los programas de sostenibilidad. Por eso prestamos la máxima atención al ahorro de agua y a la limitación (o incluso la supresión) de productos químicos peligrosos, lo que se refleja en nuestros programas en progreso. En todas nuestras actividades se mantiene este enfoque, ya sea en los procesos de desarrollo, optimización o creación conjunta con nuestros socios. Aunque concedemos validez a los programas de certificación, también creemos que queda mucho trabajo por hacer. En nuestra condición de proveedor de productos químicos textiles, asumimos la responsabilidad de ayudar a los clientes en el desarrollo de nuevos productos más sostenibles. Así es como hemos logrado emprender un movimiento desde el comienzo mismo del proceso de producción, que facilita el camino a seguir por otros socios de la cadena de suministro. Con vistas al futuro, confiamos en que algún día estemos capacitados para crear la lista que supere a todas las listas MRSL de la industria textile.

 

Escriba y pulse Intro para buscar